Inicio International overview Vuelta a los exámenes estandarizados en universidades de EE. UU.
España   Catalunia

Vuelta a los exámenes estandarizados en universidades de EE. UU.

Las pruebas ACT y SAT abren el debate sobre la eficacia de los indicadores de evaluación del estudiantado

En los últimos años, el panorama de las pruebas estandarizadas como SAT y ACT en Estados Unidos ha experimentado cambios significativos, impulsados por la pandemia global, las prioridades educativas en constante evolución y los debates en curso sobre equidad y accesibilidad. Sin embargo, estas pruebas icónicas han demostrado su eficacia a lo largo de los años para mantener el posicionamiento de las universidades norteamericanas, y ahora, tras varios años de debates y suspensión, vuelven a ser imprescindibles para evaluar la preparación y el potencial académicos del estudiantado, aunque llegan con cambios y adaptaciones, en medio de un debate intenso entre sus detractores y defensores.

Contexto

Al comienzo de la pandemia de la COVID-19, varias universidades de élite hicieron opcional para los estudiantes la presentación de los resultados de SAT y ACT. El ACT (American College Testing) es un examen estandarizado utilizado en Estados Unidos como parte del proceso de admisión a la universidad. Junto con el SAT, es uno de los dos exámenes de admisión universitaria más conocidos y ampliamente utilizados. El ACT se divide en cuatro secciones principales: inglés, matemáticas, lectura y ciencias. Además de estas cuatro secciones, algunos estudiantes también se examinan voluntariamente de escritura (essay), sección que evalúa la habilidad para planificar y escribir un ensayo analítico.

Por su parte, el SAT (Scholastic Assessment Test) es otra prueba estandarizada utilizada en Estados Unidos como parte del proceso de admisión a la universidad. Al igual que el ACT, el SAT es un elemento importante que tienen en cuenta las universidades y colleges al evaluar las solicitudes de admisión de los estudiantes. El SAT se divide en dos secciones principales: lectura basada en evidencia y redacción y matemáticas. Hasta enero de 2021, el SAT también incluía una sección opcional de ensayo (essay), pero esta fue suprimida. Anteriormente, esta sección evaluaba la habilidad del estudiante para analizar un texto y escribir un ensayo acerca de los argumentos del autor.

Tanto el SAT como el ACT son aceptados por la mayoría de las universidades en Estados Unidos, y los estudiantes pueden elegir qué prueba presentar en sus solicitudes de admisión. Algunas instituciones han adoptado políticas de test-optional o «test-flexible», lo que significa que los resultados de estas pruebas no son obligatorios para todos los solicitantes. Estos exámenes se pueden realizar varias veces al año en centros de exámenes a lo largo y ancho de todo el país, y en algunas sedes internacionales en el extranjero. Los estudiantes generalmente se presentan a ellos durante su último año de secundaria, aunque muchos también lo hacen en años anteriores para tener la oportunidad de mejorar sus resultados.

La pandemia cuestionó la eficacia de pruebas de acceso como el SAT o el ACT

La pandemia ha puesto de relieve las desigualdades en el acceso a la educación, incluida la preparación para las pruebas estandarizadas. Muchos estudiantes de bajos recursos o áreas rurales no han tenido acceso a herramientas de aprendizaje adecuadas durante los confinamientos, lo que ha llevado a un debate más amplio sobre la equidad en el uso de estas pruebas para la admisión a la universidad. Como respuesta directa a la pandemia, muchas instituciones educativas han adoptado políticas de exención de pruebas estandarizadas (test-optional o test-blind), concediendo a los solicitantes la opción de no presentar sus resultados de SAT o ACT. Esto ha sido una respuesta temporal para muchos, pero ha iniciado un debate más amplio sobre la importancia de estas pruebas en el proceso de admisión.

Las universidades americanas piden el regreso de los exámenes estandarizados

Sin embargo, al revisar los datos de admisión y los resultados académicos de los estudiantes admitidos sin haber presentado uno de estos exámenes estandarizados, las universidades se están encontrando con que las puntuaciones de estos exámenes presentadas por los estudiantes eran el indicador principal que podía ayudarles a predecir el rendimiento futuro de su estudiantado universitario. Por ello algunas universidades de élite están anunciando el regreso del requisito de presentar resultados de estas pruebas de SAT o ACT para los solicitantes, como por ejemplo la New York University (NYU), que en abril de 2022 anunció que volvería a requerir resultados de exámenes estandarizados para la admisión de primer año a partir del estudiantado que ingrese en otoño de 2024; o la Boston University, que volvió a incorporar el requisito un año antes, en otoño de 2023.

La University of California quiere crear su propia prueba de acceso

Por su parte, la University of California (UC) mantiene hasta este 2024 el test-optional, y es que el sistema UC, que incluye campus como UC Berkeley y UCLA, está desarrollando su propio examen de admisión, lo que podría cambiar la situación en el futuro. Otras universidades como Rochester University desde 2019 mantienen el test-optional.

Así pues, es crucial que los estudiantes interesados en acceder a estas o a cualquier otra universidad estén atentos a los anuncios oficiales de las instituciones y revisen las páginas web para obtener la información más actualizada sobre los requisitos de admisión, incluyendo las políticas relacionadas con los exámenes estandarizados.

Educadores y estudiantes cuestionan los exámenes

La eliminación de las pruebas estandarizadas, como el SAT y el ACT, en el proceso de admisión universitaria es un tema controvertido que genera encendidos debates. Algunos educadores y administradores se cuestionan si estas pruebas son realmente el mejor indicador de la preparación para la universidad y la carrera profesional, pues hay estudios que sugieren que las pruebas estandarizadas no son los mejores predictores del éxito en la universidad. Factores como el rendimiento académico, la participación en actividades extracurriculares y las cartas de recomendación podrían ser mejores indicadores. La eliminación de las pruebas estandarizadas permitiría a las universidades adoptar un enfoque más holístico en el proceso de admisión, considerando una gama más amplia de logros y experiencias de los solicitantes.

Otros creen que las pruebas estandarizadas proporcionan una medida objetiva y estandarizada del conocimiento y la capacidad de los estudiantes, lo que puede ser útil para comparar a los solicitantes de manera justa, especialmente cuando provienen de diferentes escuelas y sistemas educativos. Un segundo punto defendido por ellos es que para algunos estudiantes, especialmente aquellos de escuelas menos conocidas o con recursos limitados, las pruebas estandarizadas pueden ser una oportunidad para destacar y demostrar su potencial académico.

El regreso de los exámenes estandarizados en los procesos de admisión de los colleges de élite en Estados Unidos es un reflejo de un debate más amplio sobre cómo evaluar mejor el potencial académico y la preparación de los estudiantes para el éxito universitario y profesional. Este cambio resalta la complejidad de la admisión universitaria y la búsqueda continua de un equilibrio entre equidad, accesibilidad y eficacia en la identificación de talento.

Fuentes:

https://www.vox.com/24083809/college-university-sat-testing-requirement-ivy-league-yale

https://www.washingtonpost.com/opinions/2024/02/27/sat-act-standardized-tests-college-admissions/

https://www.washingtontimes.com/news/2024/may/29/top-colleges-restore-sat-requirements-rolling-back/

https://edition.cnn.com/2024/04/21/business/sat-college-requirement-2024-test/index.html

https://www.princetonreview.com/college/sat-information

https://www.shiksha.com/studyabroad/exams/sat

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará